Horario de Nadal

©

Decembro:

Biblioteca pechada: venres 24, venres 31

Xaneiro:

Biblioteca pechada: mércores 5 (aberta ata as 15:00 h)

Fóra de esas datas, o horario é o habitual:

Luns a venres: de 09:00 a 21:00 h (12 horas seguidas, ininterrompidas).

Sábados: de 10:00 a 14:00 h.

Tintín en el Congo

Portada de la 1.ª edición, Bélgica, 1931.

Últimamente se ha tachado de racista esta segunda aventura de Tintín. Como con todos los sucesos históricos, hay que tomarlos en perspectiva y contextualizarlos en su época, y este cómic es hijo de su tiempo. Se publicó en 1931 (hace 90 años). Aquellos territorios del Congo eran colonia belga y allí acaecieron una serie de tragedias muy lamentables con un protagonismo infame del rey de Bélgica.

Así quedó reflejado por Hergé el Congo Belga de 1931:

Ejemplo de desconsideración: Tintín cena con cubiertos; Coco cena un hueso, di tú que si es churrasco (siempre se ha comido con las manos), pero…

Ejemplo de cómo banaliza la forma de hablar de los congoleños, diciendo “chuck-chuck”; con la pertinente puntualización de que es “locomotora”.

Tintín ordena y trabajan otros.

A África se iba a cazar:

El Congo Belga, siempre controvertido, año 1983:

Las brujas

Nueva película de 'La maldición de las brujas' de Roald Dahl

-¿Qué solíais utilizar como cebo cuando ibais de pesca?

-Mejillones -dijo-. Todo el mundo usa mejillones como cebo en Noruega. Y si no pescábamos nada, hervíamos los mejillones en una olla y nos los comíamos”.

“La primera mañana después de nuestra llegada al hotel, la camarera estaba haciendo mi cama cuando uno de mis ratones asomó la cabeza por entre las sábanas. La camarera lanzó un chillido que hizo venir corriendo a una docena de personas para ver a quién estaban matando.”

Se llamaba Bruno Jenkins y se hospedaba en el hotel con sus padres. No me caía bien. Era uno de esos chicos que siempre está comiendo algo. Te lo encuentras en el vestíbulo, y se está poniendo las botas con un bizcocho. Te cruzas con él en el pasillo, y está sacando patatas fritas a puñados de una bolsa. Lo ves en el jardín, y está devorando una chocolatina blanca y otras dos le asoman por el bolsillo del pantalón.”