Invisible

Tortura insufrible. Demasiadas palabras repetidas en cada minicapítulo. Reiteraciones pesadas, excesivísimas. Se pasa todo el libro repitiendo palabras, frases, reelaborando lo que ya había escrito en el párrafo anterior; ¡muy tedioso! Por no hablar de que el suspense lo concibe como no decir lo que pasó para irlo soltando poco a poco. Tanta repetición hace la lectura muy penosa, muy penosa.

“[…] necesita la debilidad de alguien para demostrar su fuerza […]”